20090113

·
la pìldora de la vida cuàl es?
·
Por momentos estoy callada, por momentos no paro de hablar. Aunque ya viví situaciones como estas varias veces, los nervios y la ansiedad me ponen así.
Esos pocos minutos de espera, que parecen una eternidad, son la cuenta regresiva al momento mágico que me va a provocar una sonrisa y alegría tan intensas que se vuelven un sentimiento sin explicación. Si miro a mi lado están las personas que siempre me acompañan en el ritual, si miro alrededor veo montones de caras que expresan el mismo sentimiento y entonces, siento que estoy en un mundo aparte.
En el escenario, uno de los músicos bailotea, mueve los brazos y da pasos agigantados de un lado a otro; en el público la alegría y la felicidad son moneda corriente. Los cuerpos se empiezan a aflojar y siguen el movimiento.
A mi mente se vienen miles de recuerdos de mi corta e insignificante existencia cuando escucho las melodìas, como si pertenecieran a cada situación vivida; es inevitable, en mi cara se vuelve a dibujar otra sonrisa.-


Gracias por la magia Bocha, hasta siempre!

4 comentarios:

La srita Giuliana dijo...

me gusta mucho como escribis y tu forma de expresarte, muy bonito el blogggg la verdad: interesante, me gusto mucho ♥

** dijo...

hola, mucho gusto
me gusta este lugar
cuidate!

Pomelín dijo...

Me encantó tu blog, genial (:

R! dijo...

muchas tenkius a todos! ☺